domingo, 12 de julio de 2015

Las 100 ovejas y la realidad espiritual del Mesías Yeshúa


La parábola de las 99 ovejas, y la 1 que se perdió, tiene un gran significado que claro se ve oculto dentro de tan sencilla historia que nos contara Rabenu Yeshúa. Siempre hemos pensado que las 99 ovejas que se quedaron en el redil, en realidad son las personas que se mantienen bajo el cuidado del buen pastor dentro del rebaño, sujeto a sus órdenes y disfrutando de sus cuidados. Y claro, desde un punto de vista básico y más simple es así. La oveja perdida es la persona que sale fuera de los límites del rebaño, se aleja por su propia voluntad de los cuidados de su pastor, hasta quedar perdida y herida en medio de los altos y profundos despeñaderos, que no son otra cosa que las trampas de la vida, para la persona que decide alejarse del buen Pastor.


Pero si pudiésemos profundizar en el hermoso relato de esta historia, y si pudiésemos darle una interpretación un poco más mística, quizás encontremos la verdadera profundidad de las palabras del Maestro Yeshuá.

Volvamos a leer una vez más esta hermosa historia:
"Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido. ¿Qué os parece?  Si un hombre tiene cien ovejas,  y se descarría una de ellas,  ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado? Y si acontece que la encuentra,  de cierto os digo que se regocija más por aquélla, que por las noventa y nueve que no se descarriaron. Así,  no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos,  que se pierda uno de estos pequeños" (Mateo 18:11-14)

Ya sabemos que el Buen Pastor de las almas, como dice Shimon Kefa "el administrador" de todas las almas es el Mesías Yeshúa, como también lo dice la carta a los Hebreos "el gran pastor de las ovejas":
"Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Yeshuá el Mesías,  el gran pastor de las ovejas,  por la sangre del pacto eterno" (Hebreos 13:20)
"Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas" (1 Pedro 2:25)

Pero este título de "Pastor" no solo nos muestra el amor, cuidado, incluso la severidad del cayado y la vara del Pastor que gobierna las ovejas, sino que nos muestra también sin duda alguna LA REALIDAD ESPIRITUAL DEL MESÍAS, donde el jefe y administrador de esta realidad espiritual es Yeshuá.

Para ser más claros aún; Las 99 ovejas del redil equivalen al 99% de la realidad espiritual que nosotros desconocemos, donde el Mesías Yeshuá es el amo y jefe de todo. Y la oveja perdida, es el 1% de la realidad física que nosotros vemos, palpamos, y en la cual vivimos casi todo el tiempo y de la cual el mesías no es el dueño, y donde la oveja perdida está en peligro de lobos, falsos pastores, y ladrones.

¿Cuál sería el ejemplo de una persona que vive en el 1%, que equivale a la vida de la oveja perdida?

Las personas que viven dentro de la realidad del 1%, son como la oveja perdida, pues son las que viven sin "emuna" o  sin "fe" (confianza en el Creador). Son las personas que habiendo abandonado el redil de la alegría, se han hundido en la depresión, son las personas que habiendo abandonado el redil de la gratitud, han elegido quejarse delante del Creador, son las personas que habiendo aceptado la enfermedad de forma negativa, y no de forma altruista, han perdido su fe en el Creador del universo, son las personas que habiendo dejado el redil y los cercos de la santidad, han decidido vivir en la realidad del pecado, sin límites y sin cuidados, quedando solas en el mundo, como si no tuviesen pastor.

Según el Mesías Yeshuá, hay un rebaño, es decir una realidad espiritual donde él es el Pastor, y donde él da su vida por las ovejas. Es decir donde la persona puede estar totalmente plena y disfrutar de todas las bendiciones celestiales que residen en el Mesías. Es decir: La sanidad espiritual y física, el perdón de los pecados, la verdadera sabiduría, y el pleno conocimiento de la Torá, milagros, poder sobre los demonios y espíritus inmundos y mucho más. A toda esta realidad espiritual es a la que se refiere el Rab. Shaul (Pablo), cuando decía: "y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad" (Colosenses 2:10)
"Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas" (Iojanan-Juan 10:11)
El mismos contexto del versículo de Colosenses 2:10, nos dice en el versículo anterior, el verso 9: "que en él (Mesías) habita toda la plenitud de la deidad" Es decir: que "estar en el Mesías" como lo dice Rab Shaul en otras cartas o "vivir en el Mesías" e incluso: "Ya no vivo yo sino que el Mesías vive en mí", "se refieren todas estas expresiones a la PLENITUD DE LA DEIDAD, que habita en el Mesías  Yeshuá y por que por ende habita en el REBAÑO ESPIRITUAL donde el Mesías es el buen pastor.

Tenemos por ejemplo el siguiente versículo:
"y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotrosY si alguno no tiene el Espíritu del Mesías, no es de él, Pero si el Mesías está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia" (Romanos (8:8-9) Y más adelante está escrito: "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios" (Romanos 8:14)
Los que viven en el 1%, son los que viven en la carne, las personas que carecen de de emuna y fidelidad al Creador. Ellas son personas débiles, y que preocupan de las cosas irrelevantes de la vida, más que de las que trascienden a vida eterna. Las personas que viven en el 1% carecen de algo muy importante, "del espíritu del Mesías" y no pueden ver la inmensa bendición de la realidad espiritual que significa estar en el Mesías.

Por ejemplo una persona que está triste por motivos que son gatillados desde la naturaleza de la carne, ejemplo: "envidias, pleitos, disensiones, habladurías, miedos, y cosas similares, terminan "apagando el espíritu", como está escrito: "NO CONTRISTÉIS EL ESPÍRITU SANTO" es decir: "sacando el espíritu del Mesías" que moraba en ellos, a través de estas actitudes de debilidad espiritual y de fortaleza natural (carnal), que motivan a la persona abandonar el camino de la emuna.

Cuando una oveja del Mesías, deja su FE en él, y en el Creador, entonces a dejado el redil de las ovejas, el 99% de la realidad espiritual, donde habita la plenitud de la deidad, de la cual todos los que somos de FÉ nos nutrimos. Cuando esa oveja sale del redil, según el Mesías Yeshúa experimentara muchos peligros, como está escrito:
"Mas el asalariado,  y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye,  y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye,  porque es asalariado,  y no le importan las ovejas. (Juan/Iojanan 10:11-12)
El asalariado, representa al mundo del dinero y las riquezas materiales, y de las falsas riquezas espirituales, basadas en filosofías separadas de la Torá y emociones de la carne. "El asalariado" es la causa más común por la que las personas pierden su emuna en el Eterno. Las personas se preguntan, ¿Que comeremos? ¿Qué vestiremos? ¿De donde obtendré el sustento para mi familia? y estas preguntas son habituales en las personas del mundo. También vemos que las preguntas en cuanto al ámbito espiritual son: ¿Como seré feliz? ¿Cuándo podre tener la verdadera felicidad? ¿Dónde está el amor? ¿Existe Dios y Dios me ama realmente?

Todas las personas del mundo viven bajo el yugo de la falta de fe, que es el 1%, la oveja perdida. Pero lo más lamentable de todo esto, es que muchas personas que habiendo conocido al Creador, o más bien dicho, después de que el Creador les revelo su amor y misericordia, se dejan llevar por la corriente "del asalariado" y dejan de tener emuna en el Eterno, sometiéndose nuevamente bajo el yugo del 1%, transformándose en "ovejas perdidas".

¿Cual es el remedio para todo este problema? La enfermedad la conocemos, y es "la falta de emuna", y el diagnostico nos dice que el único remedio para poder volver ingresar al redil de las ovejas, a la realidad del 99%, es la misma causa por la cual se abandono el redil. Es decir, si fato la fé en el Creador, la persona debe motivarse y volver a creer en el Creador, que es misericordioso, y que envió al Mesías que nos buscara hasta hallarnos, aunque de muy lejos lo llamemos, para volver hacernos entrar al mundo de la realidad espiritual del 99%.

Como está escrito:
"Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor" (Juan/Iojanan 10:14-16)
Finalmente las ovejas que tienen una marca en su alma, como dice Rab Shaul: "Habéis sido sellados con las arras del espíritu (del mesías)"..., que son de pertenencia del Creador, podrán superar, solo con EL PODER DE LA FE, todos los miedos, enfermedades espirituales y físicas, incluso hasta el más difícil de los pecados, si aún estando lejos aceptan que la realidad del 1% no es para las ovejas, y que ellos pertenecen a una realidad espiritual superior, el 99% de la realidad espiritual donde el jefe es el Mesías, donde está la vida eterna y las bondades del mundo venidero como un anticipo en esta era presente.

El falso pastor asalariado, que es la falta de fe en el sustento divino espiritual y material, permite el "LOBO" que representa al poder más grande de las tinieblas: El Satán y sus demonios devoren a la oveja quitándole toda su vida espiritual y también física. Es ahí, cuando entonces la oveja que abandono el redil, comienza a transformarse en la comida del poder del mundo espiritual del 1%.

Todo lo que la persona vive fuera del rebaño, no es más que un espejismo, una mentira a la cual el príncipe de este mundo nos quiere someter. Cuando la persona obedece a sus miedos y los alimenta con más miedos, muchos espíritus inmundos se nutren de estas malas energías que salen de la persona e inducen al individuo a seguir creyendo a sus miedos, enfermedades y pecados, haciendo que la persona caiga en la peor de las herejías, abandonando del todo su fe en el Mesías y en el Eterno, logrando su muerte. Los demonios que gobiernan el mundo de la realidad del 1% hacen de este mundo un caos, pero hay una solución.

La persona que vive dentro de la realidad del 99%, dentro del rebaño del Mesías, se nutre a través del poder de la EMUNA, de toda la plenitud de la deidad que habita en el Mesías, venciendo los miedos, la enfermedad espiritual y física, y los pecados, anteponiéndose a ellos, pues está dentro de los "cercos" de la Torá, dentro de los limites que impiden que el pecado los domine, y se aleje del rebaño del Mesías.

Por el contrario a la realidad espiritual del 1%, en el 99% de la realidad espiritual del Mesías, las ovejas, son nutridas de felicidad, confianza, y MUCHOS MILAGROS, su confianza y gratitud atraen a los ángeles del Eterno, los cuales son sus guardias y los emisarios divinos que ejecutan los milagros que ocurren a cada instante en sus vidas, así es la realidad del mundo del Mesías, el rebaño de las 99 ovejas, del 99% de la realidad espiritual que ignoramos, por no hacer que nuestra fe en el Creador crezca ¿Y qué esperaremos para entra en él? ¿Quieres seguir fuera del rebaño del Mesías? El aún está llamando y si eres su oveja, oyes su voz, y entras al redil. 
"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen" (Juan/Iojanan 10:27)
Shalom en el Mesías.
Abraham - אברהם

1 comentario:

  1. Hola buen dia , me gusta mucho su pagina, muy lindo leer sobre Jesus (Yahshua Ha Mashiaj) . lo felicito siga asi que va a tener recompensa de parte de el Altisimo . Que Dios te bendiga mucho y properara tu pagina en el nombre poderoso de Jesus Cristo , amen y amen.

    ResponderEliminar